TERAPIA VISUAL‎ > ‎

La visión en los estudiantes


Los ojos de nuestros hijos trabajan a pleno rendimiento a lo largo de toda la jornada y, sobre todo, durante el curso escolar



Para que nuestros hijos puedan afrontar sus estudios, tareas y juegos en las mejores condiciones visuales posibles y el aprendizaje sea mejor, hay que estar atentos a cómo evolucionan desde las primeras semanas del año escolar.

Como norma general, debemos llevarles al óptico optometrista, para que les haga una completa revisión de la visión al menos una vez al año. 

En caso de que experimenten alguna disfunción visual o den señales de que no ven bien, ¿qué debemos hacer?. Contar siempre con el óptico optometrista para encontrar la mejor solución a los trastornos visuales que nuestros hijos presenten. 





Algunos signos de un posible defecto visual pueden ser:

  • El niño escribe mal o invierte las letras.
  • Tuerce un ojo.
  • Retraso escolar.
  • Le cuesta coger pequeños objetos próximos, como un lápiz, un juguete pequeño.
  • Frunce el ceño, guiña los ojos o gira la cabeza y el cuello para mirar de lejos o de cerca.
  • Se le irritan los ojos cuando lee, le escuecen y se restriega los ojos con frecuencia.
  • Se queja con frecuencia de dolores de cabeza.
  • A menudo confunde la izquierda con la derecha.
  • Tropieza con facilidad, consecuencia de déficit en la sensación de profundidad.
  • Una mala postura del cuerpo o la cabeza.
  • Ojo ambliope (ojo vago).




Los problemas visuales que nos podemos encontrar pueden ser motivados por un deficiente funcionamiento del sistema óptico. Como la miopía, la hipermetropía o el astigmatismo, que se pueden tratar con gafas o lentes de contacto. 


Otros problemas visuales no bastan con estos tratamientos, por lo que es necesario buscar otras opciones ,entre las que se encuentra la terapia visual funcional y comportamental.  







Venga a informarse a

PALOMERA ÓPTICOS
Centro de especialidades visuales.
Comments